Alimentación, Cuidate

¿CUANTO SABES DE HUEVOS…?

¡Que HUEVOS! Es una expresión muy coloquial, pero también es una… ¡Elección!

Los Huevos son uno de los alimentos más completos que podemos encontrar. Destaca entre otras cosas por la cantidad de nutrientes y por su gran  biodisponibilidad y por el equilibrio de los aminoácidos de su proteína.

Además, hay muchas clases de ellos. Tantas como aves.

Información nutricional del Huevo de Gallina (100 G)

  • Energía 150 kcal
  • Grasa 11,1 g
  • Grasa saturada 3,1 g
  • Proteína 12,5 g
  • Agua 76,4 g
  • Vitamina B3 3,8 mg
  • Vitamina B6 0,12 mg
  • Vitamina E 1,11 mg
  • Vitamina A190 µg
  • Fósforo 200 mg
  • Sodio 140 mg
  • Potasio 130 mg
  • Calcio 57 mg
  • Hierro 1,9 mg
  • Zinc1,3 mg

Al huevo podemos dividirlo en dos (2) partes muy bien diferenciadas.

-La clara, que contiene principalmente agua proteínas (la principal es la albúmina)

-La yema, compuesta por agua, proteína (¡Si!, también tiene proteínas) y lípidos.

Su riqueza proteica es alta y sus proteínas son de gran calidad nutritiva (esto quiere decir que el índice de utilización proteica de esa proteína por parte del organismo es alto).

¿Cuál es la proteína del huevo?

OVOALBÚMINA: Es la principal proteína de la clara del huevo. Esta proteína se desnaturaliza fácil mente por el calor. Además es la proteína de mayor valor biológico ya que tiene muchos de los nueve aminoácidos esenciales.

En cuanto a los lípidos, el 35% son ácidos grasos saturados y el 65%, insaturados (la mayor parte monoinsaturados y el resto, poliinsaturados). Sin embargo, su proporción entre grasa insaturada y grasa saturada es nutricionalmente recomendable pues es uno de los alimentos de origen animal con mejor composición grasa.

También es rico en vitaminas (A, B2, Biotina, B12, D, E y K) y minerales (fósforo, selenio, hierro, yodo y zinc). La biotina que contiene ayuda a proteger la piel y a mantener las funciones corporales y la riboflavina es importante para el crecimiento corporal y los glóbulos rojos. La vitamina K interviene en la coagulación sanguínea.

La acción antioxidante de las vitaminas y los oligoelementos del huevo ayudan a proteger el organismo de procesos degenerativos, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Su consumo aumenta los niveles de luteína y zeaxantina en sangre, dos carotenoides que podrían tener efecto protector frente al desarrollo de la arteriosclerosis.

Los huevos se conservan mejor en su propio envase, ya que evita que absorban olores de otros alimentos, y los protege de los cambios de temperatura. Además, el envase contiene información útil para el consumidor relacionada con la seguridad alimentaria y la trazabilidad (fecha de consumo preferente, centro de embalaje, empresa comercializadora, etc.)

Beneficios de comer Huevos:

  • Contribuye a la prevención de las enfermedades cardiovasculares
  • Los lípidos del huevo son principalmente ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (beneficiosos para la salud cardiovascular)
  • El huevo contiene antioxidantes (Selenio, vitamina E, carotenoides), ácido fólico y colina, necesarios para el buen funcionamiento del organismo

Precauciones:

  • Deben desecharse los huevos rotos (que tienen rotas la cáscara y las membranas). Y consumirse bien cocinados y cuanto antes
  • No deben lavarse los huevos para guardarlos en el frigorífico, ya que favorece la entrada de contaminación microbiana del exterior al interior a través de los poros, y que se reproduzca en el período de almacenamiento
  • Los huevos pueden lavarse si se van a utilizar inmediatamente

¿Sabes elegir los huevos de gallina? El código impreso en los propios huevos

El código debe aparecer en el l envase, que es en donde más información podemos obtener es en el propio huevo. Pero en la UE, es obligatorio que aparezca en el propio huevo desde el 1 de enero de 2004. Como también la fecha de caducidad, pero eso fue desde el 1 de julio de 2005.

Sabes lo que significa cada digito?:

Primer número. El primer número del código que aparece en el huevo es el más importante, ya que nos da información sobre su forma de producción y sobre las condiciones de vida de las gallinas ponedoras. Profundizaremos más acerca de esto en el siguiente apartado pero, a modo de resumen, podemos diferenciar entre:

  • 0 – Huevos de producción ecológica. Son huevos producidos de manera ecológica. Esto quiere decir que se intenta respetar al máximo el ciclo de vida normal de las gallinas y de producción de los huevos. Para que un huevo lleve un 0 encabezando su código la gallina que lo ha puesto debe haber sido criada con alimentos de producción ecológica en, al menos, un 80 % de su dieta. Esta dieta puede comprender verduras, hierbas, cereales o maíz, pero también pienso, que es la base de la alimentación de las gallinas ponedoras. Eso sí, este pienso deberá ser de ecológico. Este tipo de cría limita también de manera estricta el uso de antibióticos y otro tipo de medicamentos. Tampoco está permitido el uso de organismos genéticamente modificados en la alimentación o el cuidado de estas aves. Las gallinas de granjas ecológicas deben disponer de gallineros cubiertos y espacios abiertos a los que poder salir con total libertad, intentando recrear de la mejor manera posible el hábitat natural de las gallinas. La normativa europea establece además que las granjas ecológicas deben contar con unas instalaciones adecuadas y suficientes para que permitan una densidad no superior a 6 gallinas por m² en las zonas cubiertas. En el parque exterior, cada gallina contará con 4 m². Las gallinas deben contar también con espacios adecuados para picotear y escarbar, para darse baños de tierra (que ayudan al cuidado del plumaje de estas aves), de perchas para descansar y de nidos. Este tipo de explotaciones deben contar, además, con el certificado del Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica correspondiente. 

  • 1 – Huevos de gallinas camperas. Son huevos de gallinas camperas, que viven en condiciones bastante similares a las de las granjas ecológicas, pero cuya alimentación (basada mayoritariamente en piensos) no está limitada al consumo de productos ecológicos. El uso de medicamentos es también más flexible. Se crían en naves en las que cuentan con libertad total de movimiento y con la posibilidad de salir al exterior. También se contempla la necesidad de que dispongan de espacios habilitados para picotear y escarbar, perchas y nidos. La densidad dentro del gallinero no debe ser superior a 9 gallinas por m² y en el parque exterior, cada gallina cuenta con 4 m², al igual que en el caso de las gallinas de granjas ecológicas. 

  • 2 – Huevos de gallinas criadas en suelo. Los huevos con código impresos que comienzan con el número 2 indican que han sido puestos por gallinas criadas en suelo. Esto quiere decir que tienen libertad de movimiento dentro de la nave en la que viven, sin embargo no pueden salir al exterior. Este tipo de instalaciones emplean luz artificial para simular los ciclos lumínicos naturales y facilitar así la producción de huevos (para ello, se necesitan 16 horas de luz y 8 de oscuridad cada día), aunque esto también puede realizarse en granjas de gallinas camperas y ecológicas. Para alimentar a estas gallinas se emplean exclusivamente piensos convencionales. Las granjas deben contar también con espacios para picotear y escarbar, perchas para el descanso y nidos para poner los huevos. La Unión Europea marca que este tipo de cría en suelo debe respetar una densidad de aves máxima de 9 gallinas por m².

  • 3 – Huevos de gallinas criadas en jaula.

Quien haya llegado hasta este punto podrá deducir que los huevos cuyo código empieza por 3 pertenecen a las gallinas menos afortunadas. Estos huevos los ponen gallinas criadas en jaulas, por lo que no disponen de libertad de movimientoTampoco pueden salir al exterior, por lo que viven siempre bajo iluminación artificial. Son gallinas alimentadas a base de piensos convencionales. A pesar de lo limitado del espacio en el que viven, la Unión Europea marca que las granjas deben contar con nidos, perchas y espacios para escarbar en donde se las provea del pienso con el que se las alimenta. El espacio mínimo con el que debe contar cada gallina es de 750 cm². 


Dos letras. Indican el código del país productor. Por ejemplo, en el caso de España, el código sería: ES. Esta información nos será de utilidad para priorizar la compra de huevos de producción local, para minimizar así nuestra huella de carbono. 

Siguientes 2 números. Indican la provincia donde se ubica la explotación avícola que produce los huevos.

Siguientes 3 números. Indican el municipio de origen.

Siguientes 3 – 4 números. Es un código que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social adjudica a cada granja productora. Así, es posible conocer el lugar último de procedencia de los huevos para garantizar su trazabilidad y seguimiento por motivos sanitarios.

Huevos de Gallina y de otras Especies Domésticas (1)

Hay muchas especies de aves que se han domesticado para la puesta de huevos, la producción de carne, o ambas. Los huevos más consumidos en el mundo son los de gallina (92% del total). En Asia hay una mayor proporción de huevos de otras especies (hasta el 12% del total), sobre todo los de pato. Otras especies domésticas productoras de huevos de consumo son la gallina de Guinea (también llamada pintada) y la codorniz.

Los huevos de cada especie (y a veces de sus distintas razas) tienen características diferenciadas. Su tamaño depende del tamaño del ave, y el color suele ser característico también de cada especie, aunque puede variar ampliamente, como sucede con el huevo de gallina, que presenta coloraciones distintas entre el blanco y el marrón.

En España la mayor parte de los huevos que se encuentran en el mercado son de gallinas, aunque es ya habitual encontrar huevos de codorniz en las tiendas.

La comercialización para consumo humano de los huevos de pata y oca está condicionada por lo que indica el Código Alimentario Español. En su Capítulo XIV establece (punto 3.14.08, b):

“Queda prohibida la venta para consumo directo de huevos de pata y de oca, a menos que previamente hayan sido pasterizados durante el tiempo mínimo de un minuto a una temperatura de 65 grados centígrados y no contengan salmonellas vivas.

 Esta condición deberá imprimirse en la cáscara con las palabras: “Huevo de pata pasterizado” o “Huevo de oca pasterizado”.

 De no ser así se consumirán exclusivamente cocidos a cuyo efecto se indicará impreso en la cáscara: “Huevo de pata. Hervir 10 minutos” o “Huevo de oca. Hervir diez minutos”.

 En la siguiente tabla pueden verse las características de los huevos de diferentes especies de aves domésticas.

CARACTERÍSTICAS DE LOS HUEVOS DE DIFERENTES ESPECIES DE AVES

Hay muchas especies de aves que se han domesticado para la puesta de huevos, la producción de carne, o ambas. Los huevos más consumidos en el mundo son los de gallina (92% del total). En Asia hay una mayor proporción de huevos de otras especies (hasta el 12% del total), sobre todo los de pato. Otras especies domésticas productoras de huevos de consumo son la gallina de Guinea (también llamada pintada) y la codorniz.

Los huevos de cada especie (y a veces de sus distintas razas) tienen características diferenciadas. Su tamaño depende del tamaño del ave, y el color suele ser característico también de cada especie, aunque puede variar ampliamente, como sucede con el huevo de gallina, que presenta coloraciones distintas entre el blanco y el marrón.

En España la mayor parte de los huevos que se encuentran en el mercado son de gallinas, aunque es ya habitual encontrar huevos de codorniz en las tiendas.

La comercialización para consumo humano de los huevos de pata y oca está condicionada por lo que indica el Código Alimentario Español. En su Capítulo XIV establece (punto 3.14.08, b):

“Queda prohibida la venta para consumo directo de huevos de pata y de oca, a menos que previamente hayan sido pasterizados durante el tiempo mínimo de un minuto a una temperatura de 65 grados centígrados y no contengan salmonellas vivas.

 Esta condición deberá imprimirse en la cáscara con las palabras: “Huevo de pata pasterizado” o “Huevo de oca pasterizado”.

 De no ser así se consumirán exclusivamente cocidos a cuyo efecto se indicará impreso en la cáscara: “Huevo de pata. Hervir 10 minutos” o “Huevo de oca. Hervir diez minutos”.

 En la siguiente tabla pueden verse las características de los huevos de diferentes especies de aves domésticas.

Sea cual sea el tipo de huevo que decidamos consumir, todos ellos se caracterizan por su gran riqueza y calidad nutricional.

Evite consumir huevos con la cáscara dañada (rota o fisurada), o de los que desconoce los días que lleva puesto o la fecha de consumo preferente, y si las aves están controladas sanitariamente.

Es imprescindible conservar y manejar los huevos de forma correcta e higiénica para preservar su frescura y seguridad.

Comprar huevos de granjas registradas y controladas garantiza el control y la trazabilidad.

Referencias:

(1) Instituto de estudios el Huevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *