Cuidate

¿FALTA DE VITALIDAD EN HOMBRE? PODRÍA DEBERSE A ESTO…

Como hombre de seguro has escuchado hablar de la hormona masculina, ¿verdad? La testosterona, “hormona T”, asociada a la masculinidad, ayuda a mantener unos adecuados niveles de energía. 

Idealmente, según el Hospital UC San Diego Health, una concentración sana de hormona-T en hombres debe estar entre los 280 a 1,100 nanogramos por decilitros (ng/dL). Así las cosas, niveles inferiores a los 280 ng/dL se consideran deficientes.

Desafortunadamente, los niveles de esta hormona masculina disminuyen naturalmente con la edad. Razón de sobra para que hombres a partir de los 40 años chequen sus niveles regularmente.

Los niveles de hormona-T en hombres disminuyen con la edad. Fuente: Nardozza Júnior, et al. 2011[1]

¿Qué es y por qué es importante esta hormona masculina?

En palabras muy simples, la T es responsable de varias funciones imprescindibles en el sistema hormonal de los hombres. De hecho, un estudio del 2019[2] publicado por la Asociación Renal Europea señala que podría ser la principal responsable del mantenimiento de la masa muscular y ósea.

Es preciso reconocer que la hormona T posee diversas ventajas para la salud masculina. Incluso puede incrementar la presencia de placa no calcificada en las arterias coronarias,[3] lo que ayuda a la protección del músculo cardiaco.

Niveles bajos de hormona masculina pueden causar:

  • Depresión
  • Baja libido
  • Cansancio/Fatiga
  • Obesidad
  • Pérdida de masa ósea
  • Pérdida de masa muscular

De allí que la T baja incida directamente en el nivel de energía y vitalidad del hombre. Tanto así que los niveles adecuados mejoran la habilidad para caminar en hombres de edad avanzada.[4]

Hormona masculina y ejercicio

Algunas personas suelen asociar el gimnasio con la hormona-T, y quizás estén bien en hacerlo.

Y es que la actividad física está muy ligada con esta hormona. La T acelera el metabolismo, lo que favorece a la pérdida de peso y a la construcción de músculo.

Según Héctor Tarrío, Máster en alto rendimiento deportivo y director de BuenaForma.org , la T engrosa los huesos y es anabolizante, por lo que es formadora de tejido.

Por esta razón, en los hombres es más sencillo construir masa muscular, y también quemar grasa. De hecho, mayor concentración de esta hormona masculina significa mejor aprovechamiento del colesterol en el organismo; ya que el organismo utiliza el colesterol como precursor de esta hormona.

Además, la T aumenta los niveles de energía y resistencia. Esto cierra un ciclo perfecto de energía, fuerza, masa muscular y salud. Aprovechar la T es algo propio del organismo masculino.

Pero la verdad sea dicha: no estar en el gimnasio no significa tener bajos niveles de esta hormona. Cualquier tipo de ejercicio anaeróbico de alta intensidad y baja resistencia favorecerá a la conversión del colesterol en hormona-T.


Ya lo sabes. Si percibes que estás cada vez más cansado, los bajos niveles de hormona masculina podrían ser la causa.

Vale la pena consultar con un médico de confianza y, si es necesario, realizar pruebas que determinen tus niveles actuales de hormona T antes de avanzar a posibles tratamientos.


Maximum Savage
Suplemento premium que eleva los niveles de hormona T en hombres más allá de sus 40. ¡Ayuda natural con Paleo Life!https://www.paleolf.es/producto/maximum-savage/

Fuentes científicas consultadas

[1] Nardozza Júnior, A., Szelbracikowski, S., Nardi, A., & Almeida, J. (2011). Age-related T decline in a Brazilian cohort of healthy military men. International Braz J Urol, 37(5), 591-597. doi: 10.1590/s1677-55382011000500004

[2] Chiang, J. M., Kaysen, G. A., Segal, M., Chertow, G. M., Delgado, C., & Johansen, K. L. (2019). Low T is associated with frailty, muscle wasting and physical dysfunction among men receiving hemodialysis: a longitudinal analysis. Nephrology, dialysis, transplantation : official publication of the European Dialysis and Transplant Association – European Renal Association, 34(5), 802–810. https://doi.org/10.1093/ndt/gfy252

[3] Ibídem

[4] Bhasin, S., Ellenberg, S. S., Storer, T. W., Basaria, S., Pahor, M., Stephens-Shields, A. J., Cauley, J. A., Ensrud, K. E., Farrar, J. T., Cella, D., Matsumoto, A. M., Cunningham, G. R., Swerdloff, R. S., Wang, C., Lewis, C. E., Molitch, M. E., Barrett-Connor, E., Crandall, J. P., Hou, X., Preston, P., … Gill, T. M. (2018). Effect of T replacement on measures of mobility in older men with mobility limitation and low T concentrations: secondary analyses of the T Trials. The lancet. Diabetes & endocrinology, 6(11), 879–890. https://doi.org/10.1016/S2213-8587(18)30171-2

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *