Sin categorizar

LA DEFICIENCIA DE GLUTATIÓN PODRÍA ESTAR ASOCIADA CON LA GRAVEDAD DE COVID-19

[El siguiente artículo es una adaptación en el idioma español de la información publicada originalmente en Mercola]

Los coronavirus se identificaron a mediados de la década de 1960 y se llamaron así por los picos en forma de corona en la superficie de la célula.

Cuando llegó el primer SARS-CoV en el 2003, había cuatro coronavirus comunes.1

La lista de síntomas de la CDC de estos virus muestra que son los mismos que los del resfriado común.2 Entre ellos se encuentran:

  • Secreción nasal
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Tos

Ahora bien, durante la pandemia global las investigaciones han descubierto que los síntomas y efectos a largo plazo son diferentes para el SARS-CoV-2.

Inicialmente el cuadro presenta los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Pérdida del gusto u olfato.3

No obstante, al contrario del coronavirus natural, las otras complicaciones afectan las siguientes áreas:

  • Sistema cardiovascular
  • Riñones
  • Hígado
  • 4

Una de las disfunciones subyacentes identificadas que desencadenan dificultad para respirar y complicaciones pulmonares graves es la hipercoagulabilidad.

En un estudio, los pacientes que ingresaron en el Hospital Universitario de Padova en Italia por insuficiencia respiratoria aguda mostraron “perfiles de tromboelastometría marcadamente hipercoagulables”.

Al respecto, los investigadores dijeron lo siguiente:5

“En conclusión, los pacientes con COVID-19 y con insuficiencia respiratoria aguda presentan una hipercoagulabilidad grave en lugar de una coagulopatía de consumo. La formación y polimerización de fibrina pueden predisponer a la trombosis y correlacionarse con un peor resultado”.

Las formaciones de coágulos en todo el cuerpo pueden estar asociadas con otras complicaciones que surgen después de que la enfermedad se ha resuelto.

Parece que la diferencia entre las personas que tienen una enfermedad leve o grave puede estar relacionada con la capacidad del cuerpo para reducir la hipercoagulabilidad y la respuesta hiperinmune que conduce a una tormenta de citocinas.

¿CÓMO ACTÚA EL GLUTATIÓN, EL “ANTIOXIDANTE MAESTRO”?

Un antioxidante es una molécula que evita que otras moléculas se oxiden.

El glutatión es un poderoso antioxidante que puede desempeñar un papel importante en el proceso de la enfermedad COVID-19, dice la información citada al principio de este artículo.

Hay 20 aminoácidos que pueden unirse en diferentes formaciones para crear una molécula de proteína.6

Sin embargo, el glutatión es un tripéptido, lo que significa que solo hay tres aminoácidos que se pueden alinear para formar una molécula de glutatión.

Estos son cistina, glicina y glutamato. Juntos ayudan a utilizar y reciclar otros antioxidantes, como la vitamina C y CoQ10.7,8

Esto significa que tu cuerpo usa glutatión para aumentar la efectividad de estos antioxidantes y ayuda a reciclar las moléculas.

Sin glutatión, la capacidad antioxidante se reduce significativamente.

Gracias a esta función, el glutatión recibió el apodo de “antioxidante maestro”.9

La N-acetilcisteína (NAC) juega un papel como precursor del glutatión.10

La evidencia clínica también ha demostrado los efectos que tiene la NAC, independientemente de su papel con el glutatión, incluido un efecto trombolítico.

También mejora el estrés oxidativo y la respuesta inflamatoria.11,12,13,14

A fines de marzo del 2020, un estudiante de medicina puso a prueba esta teoría cuando su madre, Josephine Bruzzese, de 48 años, fue diagnosticada con neumonía en el Hospital Langone de la Universidad de Nueva York en Brooklyn.

Sin una prueba de COVID-19 disponible, la enviaron a casa como un caso sospechoso. Le recetaron hidroxicloroquina y azitromicina, que ayudaron a mejorar algunos síntomas, pero no su respiración.

Cuando no podía pararse y tenía graves problemas respiratorios, 15 su hijo se puso en contacto con el Dr. Richard Horowitz, un especialista que estaba tratando a su hermana por la enfermedad de Lyme, quien sugirió usar glutatión para ayudar a reducir la inflamación y proteger el tejido pulmonar de Bruzzese.

“Los resultados fueron dramáticos”.

Una hora después de recibir una dosis de 2.000 mg de glutatión, su respiración mejoró y pudo ponerse de pie.

Continuó tomando glutatión durante cinco días y no ha tenido una recaída. En declaraciones a un reportero del diario New York Post, Horowitz compartió que está trabajando para diseñar un ensayo clínico extenso para demostrar la efectividad de lo que él llama “un tratamiento fácil que no es caro”.

El 5 de mayo del 2020, el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering publicó un ensayo en Clinicaltrials.gov anunciando un estudio que involucra el uso de NAC en pacientes con COVID-19.

En esta investigación, la primera en su tipo, el equipo del estudio planea inscribir a pacientes con enfermedades graves: un grupo del estudio recibirá 6 gramos de NAC por vía intravenosa cada día, además de otros tratamientos.16

LOS CIENTÍFICOS PROPONEN QUE LA DEFICIENCIA DE GLUTATIÓN ESTÁ RELACIONADA CON EL COVID-19 SEVERO

Casi al mismo tiempo que el estudio fue anunciado por Memorial Sloan Kettering, un científico ruso publicó artículos proponiendo que el glutatión juega un papel crucial en la capacidad de una persona para responder a una infección por COVID-19 y la gravedad resultante de la enfermedad.17,18,19

En este breve video, el Dr. Roger Seheult explica la ciencia (el video está en inglés).

Además, el Dr. Alexey Polonikov, de la Universidad Médica Estatal de Kursk, teoriza que el glutatión puede usarse como preventivo y tratamiento de la enfermedad.

Polonikov estudia la genética molecular humana y el estrés oxidativo.20

Basado en el análisis exhaustivo de la literatura que realizó, dijo que cree que la deficiencia de glutatión es una razón plausible de una enfermedad grave con COVID-19: 21

“(1) el estrés oxidativo contribuye a la hiperinflamación del pulmón que conduce a enfermedades como el síndrome de dificultad respiratoria aguda, insuficiencia multiorgánica y muerte;

(2) una defensa antioxidante pobre debido a la deficiencia de glutatión endógeno como resultado de la disminución de la biosíntesis y/o el aumento del agotamiento de GSH es la causa más probable de un aumento del daño oxidativo del pulmón, independientemente de cuáles sean los factores  responsables de este déficit como envejecimiento, comorbilidad de enfermedades crónicas, tabaquismo u otros”.

Como escribe Polonikov22 y Seheult describe en el video, el daño oxidativo de las especies reactivas del oxígeno (ROS) juega un papel importante en la enfermedad grave con COVID-19.

En otro video, Seheult explica cómo el COVID-19 prepara el escenario para aumentar significativamente el estrés oxidativo al aumentar el superóxido, un ROS dañino.23

Es importante destacar que esto aumenta el superóxido en personas que ya comienzan la enfermedad con niveles altos debido a enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes e hipertensión arterial.

A medida que el virus usa la enzima ACE2, genera angiotensina II, que a su vez genera más superóxido.

El virus también atrae un tipo de neutrófilos (leucocitos polimorfonucleares) que a su vez pueden aumentar la producción de superóxido.

Este luego produce otros radicales hidroxilos, incluidos el peróxido de hidrógeno (H2O2).

Estas ROS, que causan daño celular, se pueden reducir con glutatión peroxidasa, ya que esta oxida el glutatión en el proceso de reducción de H2O2 a agua.

Como puedes ver, una deficiencia de glutatión crearía una acumulación de ROS como describe Polonikov.

FACTORES DE RIESGO RELACIONADOS CON LA DEFICIENCIA DE GLUTATIÓN

La defensa antioxidante contra el daño de las ROS es crucial para la homeostasis de todo el cuerpo.

Polonikov cree que una mayor tasa de enfermedad grave por el virus en los adultos mayores y aquellos con comorbilidades sugieren que existen procesos biológicos relacionados que hacen que estos individuos específicos sean más sensibles.

Escribe: 24

“Específicamente, la homeostasis redox alterada y el estrés oxidativo asociado parecen ser procesos biológicos importantes que pueden explicar una mayor susceptibilidad individual a diversos daños ambientales”.

En una evaluación de pacientes con COVID-19 de seis hospitales en Atlanta, los investigadores encontraron factores independientes que aumentaron el riesgo de hospitalización.

Estos incluían fumar, tener diabetes tipo 2, ser hombre, ser negro, ser de edad avanzada y ser obeso.25 Polonikov encontró evidencia de que una deficiencia de glutatión puede estar implicada en estas comorbilidades.

En su artículo identifica la reducción progresiva del glutatión endógeno con el envejecimiento.

Esto, cree, hace que “los ancianos sean más susceptibles al daño oxidativo causado por diferentes factores ambientales en comparación con los individuos más jóvenes” 26.

Señala que las deficiencias de glutatión endógeno también se encuentran en personas que tienen otras condiciones comórbidas.

Él propone que estos niveles disminuidos con enfermedades crónicas podrían comenzar un cambio hacia el estrés oxidativo y exacerbar la inflamación pulmonar, lo que en última instancia conduce “al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), insuficiencia multiorgánica y muerte”.27

Algunos hombres y algunos fumadores también tienen niveles más bajos de glutatión, lo que aumenta su riesgo.

En otro estudio en curso sobre la genética de la homeostasis redox y la diabetes tipo 2, cuatro pacientes del grupo de control contrajeron COVID-19.

Se recolectaron muestras de sangre y se usaron para medir los niveles de ROS y glutatión.28

Los cuatro eran mujeres no fumadoras sin enfermedad crónica que tenían una prueba de PCR positiva confirmada.

En los casos de personas que se recuperaron rápidamente, la proporción de ROS a glutatión fue de 2.075 a 0.712 o menos.

En pacientes con enfermedad más significativa, la proporción fue de 3.677 a 0.531 en un paciente y tan alta como 2.73 a 0.079 en el segundo.

En el primer paciente con enfermedad significativa, la proporción fue más del doble que en los pacientes que se recuperaron rápidamente. En el segundo paciente, la relación fue más de 11 veces mayor.

RELACIÓN ENTRE EL GLUTATIÓN Y LA VITAMINA D

En términos de vitamina D, Polonikov propone que la relación entre la vitamina D y la enfermedad grave puede tener más que ver con la deficiencia de glutatión.

Señala varios estudios que relacionan los niveles de glutatión con la vitamina D29,30 y otro en el que los científicos encontraron que niveles más bajos de l-cisteína, un precursor del glutatión, se correlacionaban con niveles más bajos de vitamina D en personas con diabetes tipo 2.31

En un estudio reciente en animales, los investigadores también analizaron si la deficiencia de glutatión podría inducir cambios que deterioraran el metabolismo de la vitamina D.32

Encontraron que la deficiencia podría alterar la biosíntesis y explicaron el mecanismo de la deficiencia de vitamina D que ocurre con una deficiencia de glutatión.

Los investigadores sugieren que existe un beneficio potencial al complementar con glutatión para reducir la deficiencia de vitamina D.

Polonikov escribe que este estudio proporciona información sobre la importancia que juega el glutatión en el control de la biosíntesis de vitamina D endógena y demuestra los beneficios del tratamiento para reducir la deficiencia de vitamina D.

Mercola cree que ambos nutrientes son vitales para la protección contra enfermedades graves.

Si bien una deficiencia de glutatión puede afectar tu capacidad para sintetizar vitamina D, esto es aplicable solo cuando tienes suficiente exposición al sol o suplementos para elevar su nivel de vitamina D.

Sin embargo, sabemos que es difícil obtener suficiente sol en el hemisferio norte, especialmente durante los meses de invierno.

Además, la mayoría de las personas usan grandes cantidades de protector solar o evitan el sol por completo, lo que puede empeorar el problema de la deficiencia.

ESTRATEGIAS PARA OBTENER NIVELES ÓPTIMOS DE GLUTATIÓN

Tus niveles de glutatión se pueden optimizar con alimentos, suplementos y ejercicio.

Polonikov cree que la NAC por vía oral puede ser una estrategia preventiva para ayudar a mantener sus niveles. En su artículo concluyó: 33

“Por lo tanto, la administración oral de N-acetilcisteína como medida preventiva contra infecciones virales, así como la inyección intravenosa de NAC o glutatión reducido (GSH es altamente biodisponible) en pacientes con enfermedades graves pueden ser opciones efectivas contra la infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.”

Como comenta en el video, Seheult cree que el daño del COVID-19 es más que el estrés oxidativo.34 Señala que los coágulos extraídos de los pacientes con COVID confirmado son ricos en plaquetas, lo que indica otro mecanismo que involucra enlaces disulfuro.

Continúa explicando: 35

“Y, como ya hemos hablado, la N-acetilcisteína y el glutatión reducido, rompen estos enlaces disulfuro y hacen que se lisen y potencialmente alivien la obstrucción y la hipoxemia con COVID-19. Nuevamente, todo esto es una hipótesis, pero parece que encaja”.

Los alimentos que han tenido un impacto positivo en la producción de glutatión incluyen las verduras crucíferas como el brócoli, el té verde, la curcumina, el romero y el cardo mariano.36

Dormir bien también puede ayudar.37,38

Los diferentes tipos de ejercicio pueden influir en sus niveles. En un estudio, los investigadores inscribieron a 80 voluntarios sanos pero sedentarios para medir el tipo de ejercicio que puede tener el mayor efecto.39

Encontraron que el entrenamiento aeróbico en combinación con el entrenamiento con pesas en circuito mostró el mayor beneficio.

En el siguiente artículo compartimos 9 tips para incrementar los niveles de Glutatión.

LIPOSOMAL GLUTATION: UN PODEROSO ANTIOXIDANTE

Liposomal Glutation proporciona 30 porciones de 428 miligramos de Glutatión Liposómico en una fórmula de liberación rápida y alta absorción.

Para maximizar sus efectos su fórmula incluye azufre, una molécula a la cual se adhieren los radicales libres, toxinas y otros elementos.

alt"=paleolife-Liposomal-Gluthatione"

6 thoughts on “LA DEFICIENCIA DE GLUTATIÓN PODRÍA ESTAR ASOCIADA CON LA GRAVEDAD DE COVID-19

  1. Corina pineda dice:

    Buenas tardes, es aconsejable tomar Liposomal Glutation como preventivo en caso de contagio con coronavirus?

    1. PaleoLife dice:

      ¡Hola Corina! ¡Sin ninguna duda!

  2. Corina dice:

    Como preventivo en el hipotético caso de contraer Covid que dosis se debería tomar??

    1. PaleoLife dice:

      Hola Corina. Una cucharada de café, diariamente, después de desayunar.

  3. Luis Alberto Rey Cárdenas dice:

    Hola estoy en México Cdmx…donde y como puedo encontrar o comprar este medicamento…y…Cuál es su nombre en Español???

    1. PaleoLife dice:

      Hola Luis Alberto.
      El nombre en español es como aparece en el articulo: Glutation.
      Las compras de Méjico, se sirven desde USA. http://www.paleolf.com
      Gracias por tú interes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *