Alimentación, Suplementos alimenticios

¿POR QUÉ DEBO CONSUMIR VITAMINA D3?

Lo primero que debemos decir de ella es que nuestro cuerpo la produce naturalmente. ¡Y de forma gratuita! Para que eso ocurra solo debemos exponernos al sol diariamente y nuestro cuerpo se encargará del resto.

La vitamina D3 es una sustancia liposoluble. Eso quiere decir que se disuelve en grasas y se almacena en los tejidos adiposos del cuerpo.

¿En qué me beneficia consumir vitamina D3? “La salud de los huesos depende directamente del calcio que puede acumularse y este, está relacionado con la vitamina D3”.

Permite la absorción del calcio de los alimentos que comemos cada día.

Interviene en la secreción de insulina y en el recubrimiento interior de los vasos sanguíneos.

Permite que haya una asimilación adecuada del calcio en los huesos. De manera que estarías menos propenso a sufrir fracturas. Interviene en el funcionamiento de casi todos los órganos y tejidos. Su aporte es esencial para los procesos metabólicos del intestino, el cerebro, el corazón, el páncreas, la piel y los linfocitos.

Además, interviene en el proceso de coagulación Es decir que hace que las heridas sanen más rápidamente y haya menor sangrado durante la menstruación.

Regula el funcionamiento del sistema inmune. De esa manera previene la aparición de enfermedades y detiene el ataque de agentes patógenos con los que nos topamos a diario.

Disminuye la sensación de fatiga. Por eso la recomiendan especialmente a personas que acaban de superar un período de convalecencia provocado por una enfermedad.

Mejora el estado de ánimo Las personas que presentan unos niveles adecuados de vitamina D3, se sienten de mejor humor y tienen menor tendencia a desarrollar depresión.

¿Qué ocurre si no se consume la cantidad adecuada de vitamina D3?

La falta de vitamina D3 es común prácticamente en toda la población europea y en los últimos tiempos se ha vinculado a un mayor riesgo de tener cáncer, diabetes o incluso infectarse del Covid-19.

Se corre el riesgo de padecer enfermedades óseas como la osteoporosis en los adultos o raquitismo en los niños. Las personas con carencia de vitamina D3 suelen presentar inflamación y sangrado de las encías. Y también más caries. El déficit de vitaminas del grupo D hace que el daño del cartílago no sea reparado. Así que al pasar el tiempo es probable la aparición de osteoartritis.

Pues se acaba de demostrar, en un estudio realizado en ratones en  ‘Journal of Endocrinology’ , que la carencia de Vitamina D, es perjudicial para los músculos. Concretamente reduce la producción de energía en los diferentes músculos.  

Si evitamos la deficiencia de esta vitamina en adultos, mantendremos adecuadamente la función muscular y así reduciremos el deterioro propio de la masa muscular con edad.

La Vitamina D3 en los alimentos

Muy pocos alimentos contienen vitamina D3 de manera natural. Por esta razón una variedad de ellos son enriquecidos con esta vitamina.

¿Cuáles son esos alimentos que contienen la vitamina D3?

Principalmente los pescados grasos tales como:

  • Atún
  • Salmón
  • Caballa
  • Sardinas

Una ración de 100 gramos de cualquiera de estos peces cocinada hervida o cocida, puede aportar entre un 15% y un 20% de la cantidad diaria necesaria de este micronutriente.

Como ya dijimos, nuestro cuerpo produce vitamina D3 de forma natural. Pero para que eso ocurra es necesario que tomemos el sol. Pero eso sí, de manera controlada y con las debidas precauciones. Expón al sol la mayor parte de la piel (rostro, brazos y piernas) durante un período aproximado de 20 minutos diarios.

Un dato importante a tener en cuenta: “Mientras más alejado del Ecuador te encuentres, más tiempo debes pasar bajo el sol para producir vitamina D.”

¿Es así para ti o resides en un país con un clima denso y lluvioso, y con poca luz solar? Entonces es conveniente que utilices un suplemento de vitamina D3 para conseguir la cantidad necesaria diaria de esta vitamina.

¿Cuánta vitamina D3 necesito consumir al día? La cantidad considerada como óptima es entre 30 y 60 ng/ml de sangre. Sin embargo, en la mayoría de los casos, entre 20 y 29 ng/ml es suficiente. En los casos en que este consumo no pueda lograrse, también es recomendable el consumo de suplementos vitamínicos. Recuerda consultar con tu médico antes de hacerlo. Ya sabes, a tomar el sol y comer pescado.

alt"=paleolife-vitamina-d3"

Related Posts

2 thoughts on “¿POR QUÉ DEBO CONSUMIR VITAMINA D3?

  1. Maria Jose Aguilera dice:

    Hola. Si tomo el sol, no necesito tomar vitamina d. ¿Verdad?

    1. PaleoLife dice:

      Buenas tardes. Dependerá de la capacidad de tu cuerpo para generarla. No todas las personas que toman el sol generan vitamina d. Tambíen depende de la edad. Si estas en edad menopáusica. Lo mejor es hacerse una analítica y con los resultado acudir a un especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *